HOTEL SKY

La lectura de Barcelona como una ciudad tanto horizontal como vertical inspira este edificio con una base insertada en la ciudad horizontal, un cuerpo vertical y un coronamiento inscritos en la ciudad vertical. Esta morfología crea un juego de volúmenes, con un edificio “cúbico” que actúa como contrapunto del entorno y de la torre, un paralelepípedo rectangular seccionado longitudinalmente en dos, con una de sus mitades girada hacia el cielo.


Skyline Bcn-000783


La organización funcional es la consecuencia lógica de esta situación arquitectónica. En la base del edificio se sitúan las actividades vinculadas al movimiento y a la reunión (vestíbulo, restaurantes, salas de reunión, piscina y bares). La unidad principal aloja las habitaciones individuales y dobles, así como las suites que se abren al mar o a la montaña, con vistas a la Sagrada Familia.


habitat_sky_31.1_JB


El diseño interior y el confort del hotel se basan en las generosas vistas que se aprecian desde cada habitación, como una enorme pantalla ante el paisaje de la ciudad.
La torre destacará en el skyline de Barcelona como una aguja de metal: una “joya” llena de vida, con cristales rojos, azules y verdes distribuidos al azar por toda la fachada como una enorme vidriera de colores. Por la noche, la torre se convierte en una farola urbana, un símbolo luminoso de la Diagonal.


habitat_sky_36.1_JB


habitat_sky_27.3_JB