HOTEL NERI

Situado en el corazón del barrio gótico y rodeado del antiguo barrio judío, el Hotel Neri Relais & Châteaux ocupa dos edificios históricos rehabilitados.
Originalmente, el edificio estaba construido sobre dos solares. En uno había edificado un magnífico palacio medieval del siglo XII, del que se recuperó el antiguo patio y se restauraron los esgrafiados encontrados en las paredes decapadas, considerados de los más importantes de la ciudad. En el otro, un edificio parcialmente destruido durante la Guerra Civil que fue reformado en 1958 por Adolf Florensa dejando una fachada a la plaza con aperturas recercadas de piedra natural y un muro de piedra del siglo XII con dos arcos en la planta baja.
Se soportaron todas las fachadas, se rehicieron de nuevo todos sus forjados y se descubrieron, bajo los edificios, yacimientos romanos que fueron documentados por un equipo de arqueólogos.
El Hotel Neri, que cuenta con 3 plantas y 22 habitaciones, se conceptualizó con una premisa acordada por los arquitectos: no acceder a las habitaciones por los habituales pasillos oscuros, creando un segundo patio con lenguaje minimalista que contrasta con el patio restaurado del palacio de Sant Sever.
El interiorismo es obra de Cristina Gabás, que consiguió dotar a todas las estancias de la personalidad y el ambiente que requerían sin entrar en conflicto con el edificio.

Entra y descubre esta boutique escondida en un palacio medieval.